Sorprende a mamá en su día, creando tú mismo este femenino y práctico alhajero. Es un bonito recuerdo, que además sirve para guardar joyas y otros accesorios pequeños. Vas a necesitar muchos palitos de madera, como los que vienen en los helados de agua, pero que también se venden en paquetes grandes en las tiendas de manualidades.

Puedes decorarlo con los colores y los adornos que más te gusten, hacerlo bien grande para guardar muchas joyas, o algo más pequeño para guardar solo anillos. Tú escoges el tamaño y todos los detalles finales del diseño, así que prepárate para ser creativo.

Materiales para hacer un alhajero con palitos

- Un paquete de palitos de madera del tamaño que quieras

- Cola vinílica

- Cuentas o botones

- Pincel

- Papel manteca

- Pintura acrílica blanca (opcional)

- Brillantina (opcional)

- Piedras brillantes (opcional)

Cómo hacer un alhajero con palitos

1. Primero debes hacer la base del alhajero. Para ello pega unos cuantos palitos sobre el papel manteca, uno al lado del otro hasta formar un cuadrado. Cuando termines recorta el papel que sobra.

2. Luego coloca dos nuevos palitos para pegar encima de esta primera capa. Debe ir uno en cada borde opuesto del cuadrado.

3. Toma dos palitos nuevamente, pero esta vez solo coloca pegamento en sus puntas. Debes colocarlos encima de los otros palitos que ya pegaste, pero en los bordes del cuadrado que quedaron vacíos.

4. Sigue agregando palitos alternadamente en unos lados y en otros del cuadrado, como se puede ver en la imagen.

5. Luego debes hacer la tapa del alhajero, va a ser igual a la base, pero a diferencia de ésta, no va estar unida a la caja. Pega un palito al lado del otro sobre el papel manteca y luego recorta el papel sobrante.

6. Deja que la caja y la tapa se sequen completamente. Recién entonces puedes empezar a decorar.

7. Una opción es dejar tu alhajero de color natural, o escoger un bonito color para pintarlo. Como sugerencia, puedes pintarlo de blanco y esparcir brillantina para lograr un efecto luminoso.

8. En el centro de la tapa coloca una cuenta lo suficientemente grande para permitirte abrir y cerrar el alhajero. Si no tiene una cuenta, puedes colocar dos botones, uno pegado encima del otro.

9. Si tienes piedras brillantes, de colores o cualquier otro accesorio bonito que quieras agregar, puedes usar el pegamento para hacer el diseño que más te guste.

10. Un lindo detalle sería escribir un mensaje con un marcador en el fondo de la caja, para que tú mamá lo lea cuando abra su nuevo alhajero.

Mas noticias sobre : Cajas, Día de la Madre, más de 6 años, Reciclaje
Comentarios : (7)