El reciclaje es una tarea que además de útil, puede resultar muy divertida y creativa. Aquí te mostramos otra forma de aprovechar las botellas de refrescos para hacer unas flores muy bonitas y delicadas.

Materiales:

• botellas de plástico de cualquier tamaño, color y forma
• pintura para vidrio
• retazos de telas estampadas
• cinta de tela de color verde
• guata
• pegamento de contacto
• pinceles
• tijera

Lo primero que debemos hacer es limpiar muy bien nuestras botellas y secarlas perfectamente.

Cortamos la botella por donde comienza el cuello y utilizamos la parte del pico.

Cortamos pétalos redondeados siguiendo las estrías de la botella y los abrimos bien, hasta que tome forma de margarita.

Pintamos los pétalos de manera decorativa y dejamos secar bien.

Hacemos una bola con la guata envuelta en un trozo de tela, de un tamaño acorde con el pico de la botella. Lo introducimos dentro del pico con las puntas hacia afuera, de modo que forme el centro de nuestra flor. Para fijarlo, lo pegamos con el pegamento de contacto.

Para cubrir las puntas del núcleo de la flor y el pico de la botella, utilizaremos un trozo de cinta, que pegamos con el pegamento y le hacemos un lazo.

El resto de la botella lo podemos utilizar como florero, cortándolo del largo que mejor nos venga. Podemos dejarla natural o pegarle un trozo de cinta para cubrir el borde. También podemos pintarle algunos motivos decorativos.

Mas noticias sobre : Adornos, Día de la Madre, Flores y plantas, más de 6 años, Navidad, Reciclaje
Comentarios : (4)